Poda de la tomatera

Poda de la tomatera
0.0Overall Score
Reader Rating: (1 Vote)
3 matas tomate ramellet

Tomatera con 1 mes y 10 días de vida

Han pasado apenas 20 días desde su trasplante y las tomateras de ramellet tienen este aspecto robusto. Para facilitar su evolución, he puesto a la más grande una caña como suele hacerse, pues llegan a superar fácilmente el metro y medio. De hecho, el crecimiento de esta variedad lo decide uno mismo al cortar el tallo principal, cosa que recomiendan cuando se acerquen las bajas temperaturas, a fin de detener el crecimiento de la planta para que la energía de la planta se centre en que maduren los tomates. Este tallo principal va creciendo verticalmente y de él van saliendo ramas con hojas compuestas. Llega un momento en que una de las ramas que salen del tallo principal tiene flores, que serán los futuros tomates. Si dejamos crecer aún más el tallo principal podrán volver a salir más ramas con flores.

Tomate ramellet con chupón

Remarcado en círculo rojo, un brote que conviene arrancar

Durante todo su desarrollo y para que la planta sea más productiva, aconsejan arrancar unos brotes que van saliendo ocasionalmente entre el tallo principal y las ramas, como el que podemos ver en la foto de la derecha remarcado con un círculo. Estos brotes si los dejamos crecer se convierten en tallos secundarios. Si no hacemos esta poda en la tomatera, la planta repartirá sus energías para que estos brotes se desarrollen, restándole fuerzas para su desarrollo vertical, que es del que se obtienen más frutos. No obstante, hay otras opciones de poda en las que dejan crecer un brote de éstos (máximo 2 ó 3) para que la planta tenga otro desarrollo paralelo (aunque éste será más lento) por si le sucede algo malo al tallo principal y así garantizar cosecha. Sin embargo, como estamos cultivando en espacios reducidos (macetas) conviene dejar uno o como máximo 2 tallos principales.

About The Author

2 Responses

Leave a Reply

Your email address will not be published.