La importancia de los nutrientes en el suelo

Primeros brotes hoja de roble

Las macetas solo pueden contener una cantidad limitada de tierra. La planta podrá agotar antes los nutrientes respecto aquéllas que crecen en el campo.

El cultivo de hortalizas es más exigente en nutrientes que el de las plantas ornamentales. Así que el abonado de la tierra es determinante para una buena evolución de la planta.

Si nos fijamos en los abonos que venden en las tiendas, éstos suelen indicar unas proporciones de N-P-K (nitrógeno, fósforo y potasio). Además de estos nutrientes básicos, también necesitan otros componentes como por ejemplo el calcio y el magnesio. La mayoría de estos nutrientes que necesitan las plantas los absorben  de la tierra.

Por eso, es importante asegurarnos de que la tierra esté bien abonada antes de plantar, ya que normalmente, cuando las plantas presentan síntomas de alguna falta de nutriente puede ser demasiado tarde para solucionarlo.

Los principales nutrientes son:

1. Nitrógeno (N): Es necesario durante toda la fase de la planta. Ayuda a desarrollar las hojas y los tallos de la planta.

Un exceso de nitrógeno produce un crecimiento exagerado de las partes verdes de la planta, pero puede enlentecer la floración y formación del fruto y puede hacer que las flores aborten. El exceso de nitrógeno también hace a la planta más susceptible a plagas, enfermedades, a la lluvia y al viento.
Un déficit de nitrógeno hace que las hojas sean más pequeñas y amarillentas por falta de clorofila (clorosis). Los nervios de la hoja también adquirirán ese tono amarillento.  Las hojas antes de secarse se caen y la planta estará poco desarrollada en cuanto al crecimiento.

2. Fósforo (P): Es importante para el desarrollo de las raíces y crecimiento de la planta joven. También contribuye a la maduración de la planta y a la formación de flores. El fósforo hace a la planta más resistente a las bajas temperaturas y a las enfermedades.

Un déficit de fósforo provoca un crecimiento pobre de la planta y tendrá pocas flores y frutos pequeños. En las hojas más viejas se podrán ver tonos púrpura y finalmente se secarán.
Un exceso de fósforo no parece que pueda causar daños para la planta, sin embargo puede influir en la asimilación de otros nutrientes.

3. Potasio (K): Aunque el potasio es necesario para todo el desarrollo de la planta, éste se convierte en el nutriente más importante (incluso por encima del nitrógeno) cuando llega la floración ya que la estimula. El potasio también hace aumentar la resistencia de la planta a las enfermedades, a la sequía y al frío. Además, hortalizas que tienen reservas de azúcares como la patata, uvas y remolacha consumen mucho potasio, ya que el potasio interviene en la creación de estos azúcares.

Un déficit de potasio hace que la planta crezca más pequeña y reduce la floración y formación de frutos de la planta. Las hojas se volverán amarillas desde los extremos hacia el centro, para luego secarse.
Un exceso de potasio puede hacer que la planta no asimile bien el magnesio, y por tanto presentar los síntomas de falta de magnesio. 

4. Calcio (Ca):  Es importante para la formación de los órganos y tejidos de las plantas. Contribuye a la formación del fruto y de sus semillas. Produce endurecimiento de los tejidos.

La carencia de calcio hace que la planta sea más pequeña, aborto de las flores y que sus frutos puedan presentar pudriciones. Por ejemplo en las tomateras puede haber la podredumbre apical del fruto.
Un exceso de calcio puede influir en la asimilación del magnesio, por lo que la planta puede presentar síntomas de falta de magnesio.

 

5. Magnesio (Mg):  Contribuye en la síntesis de la clorofila y a regular el Ph. También es importante en la floración.

Un déficit de magnesio  hace que las hojas amarilleen, manteniendo sus nervios verdes. 
Un exceso de magnesio  hace que el potasio no sea bien absorbido por la planta.

 

6. Azufre (S): Juega un papel importante en la formación de raíces y semillas.

Un déficit de azufre hace que las hojas se vuelvan amarillas. Los síntomas son similares a la falta de nitrógeno.

 

 

También hay una serie de factores a tener en cuenta:

  1. Dependiendo de la fase de desarrollo en la que se encuentra la planta, sus necesidades de nutrientes van cambiando. Por ejemplo, aunque todos ellos son necesarios desde un inicio, las proporciones de nitrógeno y potasio se disparan desde que las flores están desarrollando el fruto hasta que éste madura.
  2. También hay que tener en cuenta que hay hortalizas más exigentes en nutrientes que otras. Generalmente son más exigentes en nutrientes aquellas que son de ciclo más largo. Por ejemplo las tomateras, calabazas, pimientos, etc. Por el contrario, los rábanos que tardan poco en cosechar, no son tan exigentes en nutrientes.
  3. Luego hay otra peculiaridad, y es que las leguminosas (guisantes, lentejas, habas, judías, etc) enriquecen el suelo, pues aumentan la cantidad de nitrógeno en la tierra debido a su simbiosis con las bacterias Rhizobium. Esto hace que muchos hortelanos planten legumbres después de haber usado la tierra para plantas exigentes en nutrientes. De esta manera, plantando legumbres restablecen los niveles de nitrógeno en la tierra de manera natural.
  4. En ocasiones, el exceso de un elemento puede frenar la asimilación de otro elemento que también es necesario para la planta. Por ejemplo, un exceso de potasio en el suelo, puede hacer que el magnesio no sea bien absorbido por la planta, y que ésta presente síntomas de falta de magnesio.

Fuentes:

11 thoughts on “La importancia de los nutrientes en el suelo

  1. Pingback: Un último estirón… | urbanrulesBCN

  2. Pingback: Abono de piel de plátano | urbanrulesbcn.com

  3. Pingback: La prueba del algodón: humus | urbanrulesbcn.com

  4. Pingback: Abono de cáscaras de huevo | urbanrulesbcn.com

  5. Pingback: Infusión de cáscaras de patata | urbanrulesbcn.com

  6. Pingback: Primeras flores del tomate pera | urbanrulesbcn.com

  7. Pingback: Abono de cáscaras de plátano | urbanrulesBCN

  8. Pingback: La prueba del algodón: humus | urbanrulesBCN

  9. Pingback: Abono de cáscaras de huevo | urbanrulesBCN

  10. Pingback: Infusión de cáscaras de patata | urbanrulesBCN

  11. Pingback: Primeras flores del tomate pera | urbanrulesBCN

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>