Método de calzar calçots

Método de calzar calçots
0.0Puntuación Global
Reader Rating: (0 Votes)

 

cebolla con brotes

Desde que sembramos la media cebolla han pasado 30 días y han crecido brotes fuertes. Para que se forme el calçot hay que cubrirla de tierra

Al cabo de un mes, la cebolla sembrada, ya asoma unos brotes lo suficientemente largos. Si nos fijamos bien, los brotes empiezan blancos y enseguida se vuelven verdes. Lo que nos interesa para que se forme el calçot es que se desarrolle más zona blanca que verde, ya que es la parte que comemos.

Para que se desarrolle más zona blanca la hortaliza no tiene que recibir la luz del sol. Y lo que se suele hacer es cubrir el calçot de tierra a medida que éste va creciendo. Es lo que se conoce por “calçar” el calçot.

brotes de calçots

Cubriremos la cebolla de tierra y parte de los brotes. Dejaremos que se asomen las puntas más verdes.

Para calçar el calçot tenemos que cubrir de tierra la cebolla y gran parte de sus brotes. Dejaremos que se asomen las puntas más verdes.

Este proceso se va repitiendo a medida que el vegetal va creciendo, pues al cabo de unas semanas más, veremos que empieza a asomarse otra vez la parte blanca que habíamos cubierto de tierra. Cuanto más repitamos este procedimiento, más conseguiremos alargar el calçot. Si no, nos quedaríamos con un calçot corto.

calçots

Han pasado 2 semanas desde la primera “calçada”. La parte blanca vuelve a asomar: necesitan otra “calçada”.

Como tendremos que ir cubriéndolos de tierra de forma periódica, es importante haber pensado antes en el tipo de recipiente a utilizar. En un balcón tenemos que estar  pendientes de optimizar el espacio, pero además en este caso nos interesa no gastar más tierra de la necesaria.

La mejor opción es haber utilizado un recipiente profundo y estrecho a la hora de haber sembrado las cebollas, y que previamente se hubiesen sembrado éstas con poca tierra debajo. Este recipiente tendría que ser por lo menos medio palmo más ancho que el diámetro de la cebolla plantada. Así, a medida que vayamos calzando, la tierra nos quedará recogida en el recipiente.

calzando calçots

Utilizar un cilindro hecho con una botella de plástico nos ayudará a ahorrar tierra

Si no tenemos ningún recipiente de estas características, otra opción es haber plantado la cebolla en maceta. Luego, cuando hagamos la calçada nos haremos con un cilindro hecho con el cuerpo de una botella de plástico (sin la base y sin el cuello). Como vemos en la foto de la derecha, vestiremos el manojo de calçots con este cilindro y lo cubriremos de tierra hasta el nivel que se necesite. Repetimos el procedimiento si tenemos más manojos. La ventaja del cilindro es que ahorraremos en tierra. ¡Es importante, por eso, que la maceta esté resguardada del viento si no queremos que se nos tumben las botellas!

About The Author

Leave a Reply

Your email address will not be published.