Podar la menta

Podar la menta
0.0Puntuación Global
Reader Rating: (12 Votes)

 

Flores secas de menta

En una maceta y con espacio de tierra limitado, cuando la menta echa flores, el gasto energético es tal que irá reduciendo su producción de hojas. Por eso si queremos que haga hojas tenemos que podar las flores para reavivarla.

Cuando empiezan a formarse flores en la menta, la producción de hojas bajará, pues la planta gastará muchas energías en echar flores.

Así que si queremos la menta bien frondosa y con mucha hoja, cada vez que veamos que se está formando una inflorescencia aplicamos tijeretazo sin compasión. De esta manera también estamos estimulando a la planta para que crezca por los lados, al igual que ocurre cuando le hacemos un pinzado.

Pero quizás nos interesa dejar crecer estas flores,
para atraer a los insectos polinizadores, o bien para obtener semillas. Si dejamos crecer estas flores, las hojas se irán cayendo poco a poco y a lo largo de las semanas nos encontraremos tallos casi desnudos, con pocas hojas pero con unas flores frescas y atractivas. Aún y así, aunque la menta haga flor y veamos a sus hojas pachuchas no morirá y seguirá reproduciéndose, ya sea mediante sus raíces o rebrotando a través de sus tallos viejos.

Poda de menta

No hay que tener miedo en hacer una poda agresiva a la menta. Ésta rebrota y es muy invasora. En la foto podemos ver una raíz que sale de la tierra para intentar reproducirse en otras macetas.

Ya sea por descuido o porque nos ha interesado que la menta eche flor, cuando la veamos espigada y con poca hoja, podemos reavivarla con una buena poda. Con unas tijeras desinfectadas con alcohol (así evitamos transmitir enfermedades de otras plantas), podamos todos los tallos secos que han echado flor. Las flores las podemos aprovechar para hacer infusiones. Si vemos cerca de la tierra algún brote lo dejamos sin podar.

Al hacer esta poda, también podemos aprovechar y ver si la planta necesita más tierra. Al ser la menta una especie tan invasiva, puede que haya desarrollado muchas raíces subterráneas y que a penas quede tierra. Entonces podemos optar por trasplantarla a una maceta mayor o podar también parte de sus raíces. Luego añadiremos más tierra a la maceta. Regar y listo.

About The Author

Leave a Reply

Your email address will not be published.