Semillas de menta

Semillas de menta

En el centro vemos 3 diminutas semillas negras de la menta. Las flores secas que las contenían pueden utilizarse para hacer infusiones.

Las semillas de menta son negras y diminutas. Germinan en estaciones cálidas, con el suelo húmedo. Se obtienen una vez se han secado las flores.

Al ser tan pequeñas, separarlas de las flores secas puede convertirse en un trabajo entretenido. Además si tenemos en cuenta que la menta se reproduce de una manera más rápida por esqueje, quizás no merezca la pena invertir tiempo en obtenerlas.

Aún y así, las flores secas de la menta también tienen mentol, como las hojas. Las flores son muy aromáticas y también se utilizan para obtener aceites esenciales. Así que si hemos recolectado flores secas, podemos utilizar éstas para hacer infusiones, por ejemplo. De esta manera aprovechamos más partes de la menta para nuestro consumo, más allá de las hojas.

 

About The Author

One Response

Leave a Reply

Your email address will not be published.