La Virgen rebelde

El Arco de la Virgen

Portalón de entrada del Arco de la Virgen

Abierto desde 2009, el Arco de la Virgen se define como un despacho cultural, así lo anuncian unas letras en su llamativo y gigantesco portalón de la entrada. Como asociación cultural que es, por un precio simbólico puedes asociarte y disfrutar de un espacio alternativo y de reunión que ofrece una programación cultural underground y muy variada: recitales de poesía, pintura, fotografía, música, cine, performances, etc.

El Arco de la Virgen

Es un espacio de encuentro donde sus asociados comparten actividades culturales como proyecciones, exposiciones y otras propuestas culturales.

También organiza El Rastro de la Virgen, un mercadillo de artículos de segunda mano y objetos reciclados que se instala en la misma calle del local (calle de la virgen) y alrededores. Este mercadillo se monta el primer domingo de cada mes.

La asociación también mantiene una participación activa con el tejido asociativo del barrio colaborando en eventos y festivales como el Raval(s) y otras propuestas lúdicas. Es un espacio muy querido por el vecindario, sentimiento que se vio reforzado ante el cierre que sufrió el verano del año pasado por un tema de licencias. El asunto de las licencias en Barcelona es un tema del que poco se habla pero del que muchos locales y bares sufren, con unas leyes poco flexibles y con vistas al afán recaudatorio.

El Arco de la Virgen

Después de cada evento hay espacio para la tertúlia y el intercambio de impresiones.

Es más, en Barcelona, la función de vigilancia a locales se ha ampliado más allá de los inspectores y guardia urbana, externalizándolo a una empresa privada, y sin concurso. Y mientras tanto, con la tasa de paro que sigue en aumento, los discursos políticos incitan a la ciudadanía a creer que el autoempleo es la salvación… para que luego uno toque a tu puerta y te diga “oiga es que según nuestra ordenanza municipal ud. aquí sólo puede vender flores, y no imanes para la nevera“. Si ésto lo oye un marciano le parecerá ridículo y contradictorio. 

El Arco de la Virgen

El espíritu de arte y reciclaje de su mercadillo “El Rastro de la Virgen” también llega a los lavabos :)

Muchos ciudadanos europeos cuando vienen aquí y conocen más a fondo el tema de las licencias se escandalizan y no entienden la rigurosidad de las mismas, pues en vez de dejar que los emprendedores lancen un proyecto y estimulen la economía del país, lo que hacen es ahogarlos con multas e impuestos abusivos que lo único que consiguen es animarte a tirar la toalla. Pero el Arco de la Virgen no lo hizo. Durante el cierre del local el verano del año pasado, la asociación continuó programando actividades fuera del recinto, así que el espíritu del local seguía vivo. Ésto duró poco porque al finalizar el verano el Ayuntamiento dio marcha atrás, archivando el expediente y El Arco de la Virgen pudo volver a abrir sus puertas. Así que pasen, vean y disfruten.

About The Author

Leave a Reply

Your email address will not be published.