Galletas saladas de avena con algas

Galletas saladas de avena con algas
0.0Puntuación Global
Reader Rating: (0 Votes)

Galletas de avena con algas ya horneadas. Su textura es crujiente y se desmigan fácilmente.

La avena es uno de los cereales más completos en cuanto a nutrientes. Con esta receta obtendrás unas galletas saladas o neutras de sabor. Son de preparación rápida y sin apenas tiempos de espera. Con estas cantidades se obtienen 350 gr. de galletas.

En este caso hemos incorporado alga dulse en unas proporciones apenas apreciables, que le dan un pequeño toque singular, pero se puede prescindir de este ingrediente o incluso jugar con la imaginación y sustituir las algas por hierbas aromáticas, frutos secos, semillas o incluso algún ingrediente que las convierta en galletas dulces.

Ingredientes

– 150 g de harina de avena
– 150 g copos de avena
– 5 gramos de alga dulse deshidratada (se puede prescindir de este ingrediente o sustituirlo por hierbas aromáticas, semillas, etc).
– un cuarto de cucharadita de pimienta negra
– 3 cucharaditas de gomasio (si no tienes gomasio, se puede sustituir por media cucharadita de sal).
– 75 ml de aceite de oliva

Preparación

masa de galletas de avena

La consistencia de esta masa es parecida a la de la plastilina. Una vez estirada la masa, damos forma a las galletas.

  1. Puedes prescindir este paso, pero si quieres incorporar a estas galletas las algas, ponemos las algas en remojo con agua 10 minutos. Veremos que habrán multiplicado su tamaño. Cortamos con unas tijeras las algas hasta conseguir el tamaño del perejil picado. Las escurrimos.
  2. Precalentamos el horno a 180º. También ponemos a hervir en una cazoleta medio litro de agua.
  3. En un bol incorporamos la harina de avena, los copos de avena y las  las algas escurridas. Mezclamos estos ingredientes. En el caso de que usemos otro ingrediente en sustitución de las algas, lo incorporamos en este momento.
  4. En el bol, hacemos un hueco en el centro y añadimos en ese hueco el aceite. Vamos incorporando poco a poco el agua caliente a la vez que removemos la masa. No añadiremos todo el agua, sólo la que necesitemos. La textura de la masa tiene que quedar como la plastilina. Si nos hemos pasado de agua, añadimos más harina de avena a la masa.
  5. Formamos una bola con la masa y la dejamos reposar 5 minutos. De mientras, podemos preparar la bandeja del horno, cubriéndola con papel vegetal.
  6. Con un rodillo, estiramos la masa sobre una superficie enharinada hasta que ésta tenga como mucho 3 milímetros de grosor. Con la ayuda de un vaso vamos formando las galletas y las vamos dejando sobre la bandeja del horno.
  7. Horneamos a 180º unos 25 minutos, hasta que empiecen a dorarse. A media cocción darles la vuelta.

Por sus ingredientes, quienes hagan dieta vegana o macrobiótica pueden poner en práctica esta receta. Una vez hechas, estas galletas son delicadas al manipularlas, pues por su textura hace que se desmiguen con facilidad. Se pueden tomar solas o de acompañamiento en aperitivos.

Para aprender más:

About The Author

2 Responses

Leave a Reply

Your email address will not be published.