Una cita con David Priego

David Priego

El humorista David Priego durante el espectáculo Por tu pulpa pulpita

Por tu pulpa pulpita es uno de esos espectáculos que se te hacen corto y del que estás esperando una segunda cita con su creador, David Priego, para que te cuente más de sus vivencias. La obra es un monólogo Stand-Up, un género de comedia nacido en los años 50 en EEUU, donde está muy consagrado, e importado a Suramérica, Reino Unido y Francia. Como estilo destaca entre otras cosas por tener un marcado componente crítico social. En nuestro país poco a poco va empezando a madurar.

Damos paso a unos fragmentos de su obra que puede verse cada miércoles a las 22:30 en el Café-Teatre Llantiol:

David Priego

Por tu pulpa pulpita es un monólogo stand-up creado por David Priego. A día de hoy sigue representéndose desde su estreno el 26 de diciembre de 2012 en el Llantiol.

David Priego, nacido en Cuenca y criado en Valencia, vino a Barcelona en el 99. Se ha formado en el Institut del Teatre en la especialidad de gesto y en la Escuela de Berty Tovías. Amplió sus estudios en Praga tanto en la DAMU (Facultad de teatro alternativo y de objetos) como en la HAMU (Facultad de teatro físico y de danza). Ya, dentro del género clown y comedia ha completado formaciones con Merche Ochoa, Christophe Marchand, Carlo Mô, Clara Cenoz, Raquel Imaz (Oihulari Klown)… y en la stand-up comedy con Albert Boira y Gabriel Córdoba. Su filosofía es que en la vida hay que reírse de todo pero sobre todo de uno mismo.

Hemos tenido la oportunidad de tener una entrevista con David Priego para conocer más aspectos sobre su persona.

BU: Hola David, antes que nada, agradecerte esas carcajadas que hemos soltado durante tu espectáculo porque, con la crisis que venimos sufriendo desde hace años, ¿notas que es más difícil arrancar sonrisas?

DP: La verdad es que no, yo diría que más bien todo lo contrario. El público a menudo viene con ganas de desconectar y de olvidar por un rato la que está cayéndoles encima. Vienen predispuestos y, aunque siempre hay excepciones, a menudo la gente entra fácilmente en tu universo, a pesar de que ciertamente tal y como está el patio, es entendible que en muchos casos motivos para no reír tienen.  Ganas hay, el problema es más simple y evidente: con la dieta (por no llamarlo régimen) que nos están imponiendo (desempleo, precariedad a todos los niveles, IVA cultural…)  a la gente le es cada vez más difícil, por no decir imposible, poder pagar una entrada para un espectáculo.

BU: Has actuado en varios países y ciudades. ¿notas algunas peculiaridades entre el público de Barcelona cuando va a ver una comedia?

DP: Si, cada público es diferente, pero no sólo de una ciudad a otra, sino de un barrio a otro o incluso de un local a otro. Recuerdo grandes bolos en Bilbao, Granada o Valencia, también recuerdo noches maravillosas e inolvidables en Barcelona. Aunque, como en todo oficio, por supuesto que también ha habido otras con otra energía. En el teatro y en el humor en vivo, al ser artes efímeros, cada momento es único e irrepetible, y por tanto existen numerosos factores que te pueden influenciar: como estés tú, como calientes a tu público o simplemente el hecho de que horas antes… yo que se… haya perdido el barça. Pero he de destacar que me encanta actuar en Barcelona.

BU: En “Por tu pulpa pulpita”  das un suave repaso a tu infancia y adolescencia. El pequeño David pasaba muchas horas en el parque, le apuntaron a clases de karate, quería hacer danza… ¿cuándo y a raíz de qué soñó con ser actor?

DP: Bueno yo creo que siempre fui un “romancero” (como me decía mi señora madre). Siempre quise ser el centro de atención y siempre dije lo que pensaba. Creo que eso, aparte de crearme conflictos, también me llevó a buscar caminos para canalizar todas esas ansias de expresión. En mi caso, a nivel medios no fue fácil, pues no vengo de una familia con poder adquisitivo, sino mas bien todo lo contrario. La suerte que tuve, como muchos de la generación nacida a mediados de los 70, fue que vivíamos en un país que quería ser moderno, y nuestros ídolos de la televisión llevaban el pelo verde y cantaban letras descaradas, hacían películas histriónicas en las cuales aparecían seres extremos parecidos a nuestros vecinos, elementas similares a nuestras madres y personajes que veíamos también en el descampado donde jugábamos y convivíamos con ellos. Aunque no entendiéramos de la misa la mitad, los mirábamos como si ante nosotros aconteciera un espectáculo del cual también éramos participes. Los imitábamos, nos disfrazábamos como ellos y recreábamos sus vodeviles.

BU: Dentro de las artes escénicas, enfocaste tu trayectoria hacia la comedia. ¿cuáles han sido tus referentes?

DP: Bueno no es que me haya enfocado sólo a la comedia, puesto que también me he formado en otras disciplinas, pero siempre tuve una vis cómica y esto me ha traído a aquí.

Como referentes ufff…la verdad es que admiro a muchos: Los textos de Darío Fó, la lengua de Pepe Rubianes, lo escatológico y el bufoneo de Leo Bassi, el absurdo de Faemino y Cansado o Monty Python, el desparpajo de “Pez en raya”, el ritmo de Antonia San Juan, el surrealismo rural de Jose Luis Cuerda y, después de la “chapa” que te he dado en la respuesta anterior, es evidente que las primeras cintas de Pedro Almodóvar. En stand-up aquí en Barcelona dentro del underground hay una perlita que me encanta ver: Rachel Arieff.

BU: ¿Qué es más difícil para tí, hacer el guión o interpretar?

DP: Va a momentos, pero creo que hacer el guión en el stand-up es mas difícil. Con tu intuición escribes el material, pero hasta que no lo pruebas con público no sabes si funciona. Para eso has de ir a bares, open-mic (locales en los cuales van cómicos solo a probar textos) has de reescribir, desechar y sacrificar frases que creías brillantes… Por supuesto que mis textos y mi espectáculo es un work in progress, un embrión en constante movimiento en el que entran y salen nuevos párrafos o gags. En cambio, lo de interpretar en mi caso, al ser textos de producción propia, supongo que mientras voy creándolos ya hay algo que me va guiando a su puesta en escena. Igualmente cada texto tiene muchas maneras de interpretarse y en cada función entre el público y yo, nos vamos dando pistas de cómo defender esas letras. Aun y así creo que en el caso concreto del stand-up cabaretero, si el texto no es de tu cosecha es mas difícil de sostener.

BU: Además de la comedia ¿has coqueteado con más géneros?

DP: En solitario no. Pero sí en creación colectiva y/o en algunos casos acompañados de la figura del director. He hecho algo de danza-teatro, títeres y objetos, otras sátiras, y teatro gestual.

BU: ¿Qué otros proyectos tienes en marcha? ¿Habrá también un Por tu pulpa pulpita en el que nos hables de su etapa más actual?

DP: En la actualidad preparo un espectáculo de teatro de objetos de creación colectiva y me han ofrecido actuar en una sátira. En referencia a lo último que me has preguntado  te diré que ya en “por tu pulpa pulpita” voy incluyendo momentos de mi etapa actual. Pero sí, habrá más textos nuevos. Si queréis estar informados me podéis seguir en mi Facebook: David Priego Bueno.

About The Author

Leave a Reply

Your email address will not be published.