Festival Onironauta

Onironauta (7 of 12)

En el Festival Onironauta se sueña despierto y también dormido. En la foto Maga Despistada, creadora del Festival Onironauta junto con la Dream Machine, una máquina para soñar despierto.

El Festival Onironauta es una Fiesta Científico-Creativa dedicada a la práctica del sueño lúcido. Los asistentes empiezan esta aventura un sábado por la tarde y, aunque  el encuentro termina formalmente el domingo al mediodía, dispondrán de pautas para reemprenderla cada vez que tengan la voluntad de regresar a ella. Al Festival Onironauta se va a aprender, a experimentar y también a dormir, porque durante el festival hay unas horas dedicadas al sueño en la que los asistentes, con el pijama puesto y su noctario (diario de sueños) bien cerquita, acudirán a la llamada de Morfeo.

Inspirado en los ancestrales oráculos del sueño, el Festival Onironauta es una recreación de Maga Despistada. La primera cita fue en enero de 2014 y en cada convocatoria va introduciendo nuevos ingredientes a esta fórmula, logrando que cada edición se convierta en un evento único e irrepetible.

Onironauta (5 of 12)

Os Kariño y Maga Despistada han recreado esta máquina de los sueños, la Dream Machine

La tercera edición está programada para el próximo 4 de octubre y una de las novedades que aporta es una réplica de la “Dream Machine“, máquina de los sueños inventada a finales de 1950 por el artista Brion Gysin y el científico Ian Sommerville. Semanas previas al festival, Maga Despistada y Os Kariño han estado recreando este singular artefacto que estimula las ondas Alfa cerebrales. Te posicionas cerca de la máquina y cierras los ojos. No hay oscuridad, la máquina te conduce a un mundo de imágenes y estímulos visuales.

En el siguiente vídeo, podemos ver la Dream Machine en funcionamiento.

Maga Despistada (María Hernández) es investigadora, poeta y artista pluridisciplinar. Doctorada cum laude en Filología, con una tesis sobre el Teatro de Francisco de Quevedo, se siente identificada con Indiana Jones, y ha rescatado manuscritos inéditos auriseculares. También le interesa descubrir el “libro de dentro”: le apasiona tanto la mitología comparada y los grandes clásicos de la literatura como la experimentación de poéticas y métodos místicos. Creativa hasta la médula, sus ideas no se quedan atrapadas en su mente sino que las hace realidad a través de talleres, espectáculos y eventos creativos como es el caso del Festival Onironauta.

Hemos tenido la oportunidad de entrevistar a Maga Despistada para que nos explique sobre las experiencias que uno puede vivenciar al asistir a un Festival Onironauta.

BU: Buenos días Maga, en breve ya sumas una tercera edición del Festival Onironauta. ¿Cómo fueron las primeras? ¿Algún hecho trascendental?

MD: Lo más trascendental es que en cada Festival Onironauta entrenamos nuestra voluntad e imaginación para conseguir la lucidez y, además, buscamos métodos de experimentación basados en el juego y la cooperación. Es fascinante investigar la onironáutica en grupo. Muchas personas se sienten conectar con una fuente interior genuina y poderosamente creativa, donde es imposible la superficialidad y la mentira, donde la conciencia viaja hacia un mundo arquetípico y atemporal, regido por leyes poéticas. En realidad, siempre estamos soñando, también en la vigilia. El lenguaje onírico es distinto al pensamiento racional. Los símbolos funcionan por analogía, son puentes que permiten la reconquista del inconsciente. Entender el significado de un símbolo interno es desbloqueante y sanador, la clave de la libertad creativa.

Cada edición es distinta y sorprendente, única e intransferible, porque es el reflejo de una investigación constante. Fusiona el espectáculo artístico y el taller, la fiesta y el debate socrático. Es para mí una especie de holonovela: un género literario 5D o una obra de teatro de “Elige tu Propia Aventura”.  El Festival Onironauta es la partitura de una fiesta sobre el sueño lúcido y una galería de arte surrealista. Aprendemos más cuando estamos relajados, en un estado cerebral alfa: por ello, el ocio festivo crea una atmósfera pedagógica ideal; resulta idóneo para divulgar información valiosa y ofrecer métodos, juegos y ejercicios de autoconocimiento. Cuando la gente va a eventos culturales, necesita encontrarse a sí misma y tener la sensación de que existe una comunicación profunda y real con el resto de seres humanos.

Por otro lado, sé por experiencia que el sistema educativo adolece de muchas lagunas. El estado no financia aún proyectos de investigación sobre el sueño lúcido y las instituciones se ahogan con burocracias y sistemas de evaluación obsoletos. Las cosas más importantes de la vida, lamentablemente, aún no se enseñan en la academia. Pero podemos hacer algo al respecto. O eso intentamos. Antes trabajaba como personal investigador en la Universidad de Barcelona, en un ambiente competitivo y elitista. Ahora sigo investigando como free-lance en la Universidad de la Vida, y procuro crear un ambiente festivo de cooperación grupal donde aprender es más fácil y gozoso. Muchos anhelamos una auténtica revolución pedagógica, y en ello estamos.

BU: Para esta edición de octubre, una de las novedades es la Dream Machine. ¿De dónde surgió la idea y qué resultados esperas obtener?

MD: La Dream Machine no es imprescincible, pero es bella y sugerente como artefacto. Hay muchas vías de experimentación, y este juguete fascina desde lo estético: por eso me pareció sugestivo para incorporarlo como novedad en esta tercera edición. Nuestro grupo de investigación onironauta siente placer experimentando con todo lo que está a su alcance y quiere inspirar a todo el que quiera unirse a esta exploración de los estados lúcidos de la conciencia. Como has indicado, es una lámpara estroboscópica ideada por Brion Gysin y el neurocientífico  Ian Sommerville, de fácil construcción casera: bastan un tocadiscos, una cartulina para recortar según una plantilla específica y una bombilla potente. El parpadeo de luz entre 7 y 13 pulsaciones por segundo induce por analogía al estado cerebral alfa, del mismo modo en que lo podrían hacerlo la llama de una vela, o un paisaje de árboles durante un paseo en bicicleta.

En cuanto a lo de “esperar resultados”…Me interesan fundamentalmente la experiencia y la exploración desprovistas de ideas preconcebidas. ¡Hagamos simplemente experimentos y anotemos nuestras observaciones! Los “científicos locos” suelen hacerlo así… Es relevante disfrutar del proceso.

BU: Sin que tengas que desvelar todas las sorpresas que tienes programadas… ¿qué otras actividades podrán experimentar los asistentes al Festival?

MD: Me divierte imaginar que el Festival es una clase de “Onironáutica” en una Universidad Libre, donde el método pedagógico es revolucionario e incluye lo festivo, el laboratorio experimental, el taller, el juego, el diálogo socrático y el espectáculo artístico.

De entrada, el Festival es una Fiesta de Pijamas. Aconsejo que cada cual se divierta con su equipaje onírico y que sea creativo: ropa holgada y original para dormir, un saco, una linterna, un osito de peluche y…¡sobre todo el Noctario! El humor es esencial, sincroniza la energía del grupo. Entre todos construiremos una cama gigante para dormir y entre todos crearemos el clima idóneo para fluir y experimentar.

Por otra parte, cuento con la colaboración de Channy Rojas y Os Kariño, que elaborarán una cena ligera onironauta y con quienes he trabajado en otro proyecto interesante, las Cenas Sensoriales, pero ésa es otra historia…

Onironauta (2 of 12)

“De entrada, el Festival es una Fiesta de Pijamas. Aconsejo que cada cual se divierta con su equipaje onírico y que sea creativo: ropa holgada y original para dormir, un saco, una linterna, un osito de peluche y…¡sobre todo el Noctario!”

BU: ¿Dime por qué tendríamos que hacer más caso a nuestros sueños?

MD: No sé cómo condensar el misterio de la creación en un párrafo. La onironáutica es la ciencia y el arte del autoconocimiento, la poesía y la libertad. Científicos, artistas y místicos de todos los tiempos han acudido a ella para explorar las posibilidades de la vida y la conciencia…Que cada cual se haga esta pregunta e intente responderla.

BU: Algunas pautas para tener un sueño reparador son tener una buena cama, acostarse pronto, cenar ligero y estar en un entorno poco ruidoso. Supongo que debe ser difícil lograr este clímax en el Festival. ¿Con qué herramientas cuentas para que los onironautas puedan tener dulces sueños?

MD: Como bien señalé antes, el Festival no espera resultados concretos y nadie debe preocuparse si no logra obtener un sueño lúcido esa noche. No hay presión, a este respecto. Cada cual vivirá su experiencia, única e irrepetible. Con todo, diré que todo el equipo del Festival trabajaremos con ejercicios de distensión y relajación, y que la meditación guiada es un método que utilizaremos. No adelanto más.

BU: En el evento recomiendas que los asistentes traigan un noctario o diario de sueños.  ¿Cómo se utiliza?

MD: El noctario no es una libreta cualquiera, es un libro especial que consagramos a la voluntad de recuperar la memoria onírica y a explorar el mundo de los sueños. Es un objeto mágico y personal, una herramienta de autopsicoanálisis que debe acompañarte siempre y dormir contigo, accesible con sólo mover el brazo. En primer lugar, se pone la fecha (como en cualquier diario). Después, apuntamos o dibujamos todo lo que hemos observado en sueños, sin censura. Cada cual desarrolla su propio estilo y ritual al respecto. De ese modo, focalizamos nuestra atención en el deseo de ser conscientes de esa tercera parte de nuestra vida a la que, por lo general, se le ha prestado ínfima atención.

Onironauta (4 of 12)

Maga Despistada (María Hernández) es investigadora, poeta y artista pluridisciplinar. Doctorada cum laude en Filología, con una tesis sobre el Teatro de Francisco de Quevedo, se siente identificada con Indiana Jones, y ha rescatado manuscritos inéditos auriseculares.

BU: Y para terminar… dado que por profesión y vocación eres una devoradora de libros… ¿Qué libros recomendarías para leer antes de ir a dormir y poder tener sueños agradables?

MD: El libro idóneo para leer antes de ir a dormir es nuestro propio libro interno. Podemos leerlo y escribir en el noctario todos los acontecimientos del día y los objetivos hacia los cuales podemos encaminar nuestra existencia (nuestros sueños suelen responder, cuando exploramos en una u otra dirección). También en ese libro podemos formular las preguntas que podremos “consultar con la almohada”.

Respecto a la “Onironáutica”, recomiendo el manual homónimo de Sófocles Dans, el fundador del Club de los Onironautas (www.onironautas.org). Desaconsejo, por otra parte, todas las guías dogmáticas de interpretación de símbolos. Desaconsejo, en general, toda fuente de conocimiento que no pueda contrastarse con la propia experiencia. ¡Creatividad al poder!

About The Author

Leave a Reply

Your email address will not be published.