Jam de Escritura y entrevista a Marcos Xalabarder

Jam_Escritura_Cronopios

En la foto, Marcos Xalabarder quién conduce las Jams de Escritura del Club Cronopios.

 

Cada miércoles por la noche, en el Club Cronopios, la escritura en vivo y la música se dan la mano en el escenario en un evento único y siempre mágico: la Jam de Escritura.

La Jam de Escritura es un formato ideado en 2007 por el escritor argentino Adrián Haidukowski, que buscaba ‘unir al lector y al autor en el mismo momento en que se produce la creación’. La idea era bien sencilla: música de fondo y un ordenador portátil conectado a un proyector para que el público pueda leer en una pantalla los textos que los escritores crean en directo. Desde entonces, las Jams se han extendido a países como España, México o Perú.

En España, el también escritor y artista multimedia Marcos Xalabarder, es el responsable de haber puesto en marcha la edición Barcelonesa, una adaptación libre de la original. Marcos se ha propuesto llevar la Jam a su esencia más pura: la improvisación en grupo. En las sesiones que organiza, el público participa activamente y se le anima a salir y probar el desafío que supone la escritura en directo.

Jam_Escritura_Cronopios_2015 (11 of 1)

La Jam de escritura del Club Cronopios ha ido evolucionando desde sus inicios con nuevas técnicas y desafíos. Un ejemplo es la introducción de vídeo e imágenes para la interacción con el momento creativo.

Las sesiones de Barcelona son siempre innovadoras, tanto en la forma como en el fondo. Cada semana se lanzan nuevas propuestas creativas y técnicas. El participante puede escribir sobre videos animados, películas antiguas o sobre la imagen que proyecta una cámara en directo. De esta manera, las Jams de Escritura de Barcelona se convierten en sesiones de creatividad video-literaria donde, gracias a técnicas propias de video-jockey, se mezcla la letra con la imagen en movimiento.

Una técnica destacada es el doble teclado. Mediante el uso de un teclado inalámbrico, dos escritores pueden coincidir simultáneamente en un mismo texto y ‘escribir a dúo’, como si de un concierto de jazz se tratara. Otra técnica sorprendente es el uso de una cámara de móvil conectada a la pantalla. Mientras el cámara explora el local o al público, los escritores pueden escribir directamente sobre la imagen a modo de ‘subtítulos’.

El otro gran ingrediente de la Jam, además de la escritura, es la música. Álvaro Buletraca se encarga de sonorizar la noche, con propuestas sonoras a modo de viaje emocional que estimulan la imaginación. En ocasiones, y de forma espontánea, se suman a la noche músicos en directo, como la siempre misteriosa y bienvenida violinista Anna Fité.

Jam_Escritura_Cronopios

Cualquier asistente a la jam puede subir al escenario y probar las sensaciones de la escritura en directo. También, desde los asientos se puede participar, leyendo el texto o participando en los juegos que se van sucediendo durante la noche.

Poesías, relatos de amor, de miedo, de aventuras, de ciencia ficción, textos sin sentido, otros que despiertan melancolía, rimas desternillantes… Todo cabe en una Jam donde lo que importa es que el texto y la imaginación fluyan, incluso en otros idiomas, pues parte del público que asiste con cierta asiduidad es internacional.

En el siguiente vídeo podemos ver algunos momentos de estas Jams de Escritura En Vivo que ya se han consolidado cada miércoles en el Club Cronopios:

 

 

Jam_Escritura_Cronopios

En la foto, Marcos Xalabarder minutos antes de que comience la Jam de Escritura.

Marcos Xalabarder, en su trayectoria como autor, lleva más de 5 años experimentando con el género de la escritura en vivo. Hemos tenido la oportunidad de hacerle esta entrevista para que nos hable de sus experiencias e impresiones como creativo dentro de este ámbito:

BU: Marcos, ¿cómo llegaste a conocer este género de la escritura en vivo y qué es lo que tiene para que te hayas centrado estos últimos años en impulsarla en Barcelona?

MX: Más que conocer, lo reconocí. Soñaba con realizar un concepto de ‘concierto de escritura‘, pues muchas veces sentía que escribir era casi como hacer música, dada la emoción que nos puede producir. Me imaginaba un escritor en un escenario, a modo de pianista, proyectando sus palabras en una gran pantalla. Entonces busqué si ya existía algo semejante y descubrí las Jams de Escritura de Haidu. Eso me animó a emprender mi primer proyecto en Barcelona, Improtext con Rubén H., básicamente un solo de escritura improvisada con música en directo. Como género, la escritura en vivo está en sus inicios y todavía no somos muchos los que la practicamos con asiduidad.

 

BU: ¿Qué elementos clave tiene la escritura en vivo para que pueda distinguirse de otros formatos en los que la improvisación también juega un papel clave?

Jam_Escritura_Cronopios_2015 (8 of 1)

“la escritura en directo es diferente a las demás, porque lo importante es la conexión contigo y con el público lector, que también añade su imaginación a lo que estás leyendo”.

MX: Escribir no es como hablar o cantar o recitar. Al igual que leer no es lo mismo que escuchar o ver. Tiene otro ritmo, otra cadencia. Lo llamamos escritura en vivo porque se realiza en directo, sin que puedas pararte a reflexionar demasiado. Es un acto de fluidez, de confianza y de búsqueda de la intuición literaria. En realidad, se busca crear el clima para que escribas como lo harías en tu casa cuando estás preso de la inspiración, cuando escribes sin detenerte. La escritura en directo es diferente a las demás, porque lo importante es la conexión contigo y con el público lector, que también añade su imaginación a lo que está leyendo. La música y, últimamente, el vídeo, contribuyen a que sea una experiencia única y diferente.

BU: Como autor que eres, ¿si ahora tuvieses que escribir un libro de cuentos preferirías volver al método tradicional y escribirlo en un entorno controlado o preferirías recurrir al método de la escritura en vivo?

MX: La escritura en vivo me podría servir para encontrar pepitas de oro en el río de mi imaginación. No tanto para construir un relato. Es decir, surgen cuentos y relatos, pero luego habría que trabajarlos, pulirlos y sedimentarlos. Aunque también es verdad que cuanto más escribes en vivo, más fluye la espontaneidad y eso beneficia a la originalidad o autenticidad de los cuentos.

BU: Uno de los espectáculos en el que empezaste a introducir la escritura en vivo es Concertext, que a día de hoy sigues dinamizando junto con Raül Prunell. ¿Cuéntanos cómo fueron los inicios y la evolución que Concertext ha ido tomando.
MX: El Concertext es un concepto de ‘texteatro’. Es decir, me pregunto cómo llevar la escritura y la lectura al entorno teatral. Yo considero la escritura algo muy visual. Tu ‘ves’ una palabra, en una palabra recibes una imagen. Leemos mucho, en internet, en los subtítulos de las películas, en un cómic. ¿Por qué no vamos a leer en el teatro? Ese principio y la exploración con el video arte y el video mapping, constituyen los ingredientes del Concertext. Al principio solo pretendía ser un ‘Concierto de escritores’, con duetos (escritura a cuatro manos), portrait a porter (retrato escrito del público), etc… Pero ha resultado ser un laboratorio de nuevas ideas en torno a la palabra escrita en combinación con otras disciplinas como la actuación, la música o incluso el circo.

BU: Escribir un buen texto en directo no debe ser fácil… ¿cómo se logra esa fluidez de ideas?

MX: Para fluir hay que quitar las piedras del camino. Al principio sales con un montón de pedruscos en la mente: juicios, opiniones, miedos. En la escritura delante de un público no puedes volver atrás. Déjate ir. Cae. Escucha la música y escucha tus emociones. No te detengas, deja que salga. Al principio puede ser como un río revuelto, o puede que sea borroso o haya mucho barro, pero cuanto más sigues, más se aclara el agua y, al final, encuentras tu propia voz. Y la compartes con los demás.

Jam_Escritura_Cronopios_2015 (10 of 1)

La violinista Anna Fité tocando en directo durante una de las Jams de Escritura.

BU: ¿Qué papel juega la música en la escritura en vivo? ¿Realmente condiciona el texto?

MX: La música es a la escritura lo que el agua a la electricidad. La música sugiere, inspira, mueve las emociones. Si es la música adecuada, puede llevarte en un viaje. Pero también puede cortarte el rollo. Solo te condiciona si tú decides seguirla. ¡Pero la escritura también puede condicionar a la música!. Yo he escrito sobre una melodía de violín en directo que, a su vez, se dejaba llevar por mis palabras. Hermoso.

BU: En las jams de escritura que presentas, la escritura improvisada a veces se interrumpe con palabras obligatorias que el escritor tiene que incorporar en el texto o otras reglas que presentas en cada juego que introduces. ¿Qué es más difícil para tí coordinar una jam y lograr un buen resultado a lo largo de la noche o crear un texto en directo en uno de esos días donde el genio de la inspiración anda un poco adormecido?

MX: Son dos pedazo de retos. El primero es lograr una armonía. Para mí un buen resultado es que empiece y acabe bien, que hayamos construido juntos un viaje emocional, imaginativo y creativo. “Que ocurran cosas”, como diría Ramón Buj, de Cronopios. Para ello yo siempre empiezo y termino la sesión, y modero más o menos el ritmo de escritura, porque si alguien se pasa demasiado rato al teclado, o se va por peteneras, toda la atención puesta en él se acaba resintiendo y, por tanto, el clima. Es como manejar los tiempos y armonía de una banda de jazz. En cuanto a los estímulos, procuramos tener siempre novedades y propuestas divertidas, pero cuando no llega la inspiración, hay que tirar de oficio.

BU: Por lo que intuyo, participar en estas jams de escritura en directo parecen ser un buen entrenamiento de ejercicio mental y también para conectar con el “aquí/ahora”…

MX: Totalmente. Es un genial entrenamiento para escritores. No lo duden, escribirán luego mejor en sus casas. Pero también para cualquiera que desee conectar con lo que siente y expresarlo. La escritura en vivo le da un espacio a la vez íntimo y expuesto. Escribes solo pero te acompañan muchos lectores. El resultado es, como dices, un poderoso aquí y ahora.
BU: Y por último, ¿cómo ves la escena literaria contemporánea en Barcelona? ¿Qué circuitos recomendarías?

MX: La verdad es que no la conozco todo lo que me gustaría. Si quieres que ‘te lo hagan’, recomiendo visitar a las Poetógrafas Performáticas o Prostíbulo poético. Si quieres ‘hacerlo tú’ sigue al Colectivo Gilles de Rai, que organizan un FUMERET LITERARIO que suena de perlas. Lástima que también lo hacen los miércoles! Por último, en el Club Cronopios siempre encontrarás algun evento por amor a la literatura.

Más fotos sobre la entrevista a Marcos Xalabarder y la Jam de Escritura

Más vídeos sobre las Jams de Escritura del Club Cronopios:

 

 

About The Author

Leave a Reply

Your email address will not be published.