Sueña con Germán Rehermann, impresiones y entrevista

Sueña de Germán Rehermann

Sueña con Germán Rehermann se estrenó el 24 de abril de 2015 en Barcelona, en el Teatro Llantiol, tras varios años de éxito en Palma de Mallorca. Se trata de un espectáculo en el que se pueden ver los efectos de la hipnosis en directo y conocer más a fondo su alcance así como también para desmontar ciertos mitos.

Sueña con Germán Rehermann es una espectáculo de 90 minutos de duración que combina dos ingredientes muy potentes: la hipnosis y el humor. El público asistente podrá vivir en primera persona las sensaciones que genera la hipnosis, una técnica utilizada por algunos psicoterapeutas y otros profesionales del campo de la salud aunque abierta a más posibilidades. De esta manera Germán Rehermann consigue acercar la hipnosis al formato espectáculo y en clave de humor, fruto de la experiencia que a día de hoy aún sigue acumulando como hipnoterapeuta en su Gabinete de psicología y en Mejor sin Fumar, dónde trabaja con personas que quieren  superar adicciones comunes como el tabaquismo y la ansiedad por la comida.

 

Sueña de Germán Rehermann

En Sueña con Germán Rehermann, como público, puedes subir al escenario y experimentar los efectos que puede producir la hipnosis en tu cuerpo.

El 24 de abril asistimos al Teatre Llantiol para ver el estreno de este espectáculo de hipnosis en directo en Barcelona que tanto éxito está cosechando desde 2009 en Palma de Mallorca, ciudad donde Germán reside.

Sin duda fue un espectáculo cautivador. Tras unos minutos en los que Germán introduce ciertos aspectos de la hipnosis y desmitifica algunas falsas creencias, llega el momento en el que el público puede experimentar en vivo su capacidad de sugestión con algunos ejercicios sencillos.

Su voz tranquila y afable contribuye a esa atmósfera relajante en la que las ondas cerebrales empiezan a bajar de Beta a Alpha… y quizás algo más, y más… Tras estos ejercicios, Germán invita a que suban al escenario voluntarios y aquellos en los que ha percibido una mayor capacidad de autosugestión.

Es cuando entonces, Germán comienza a inducir uno a uno a estos conejillos de india para experimentar ese estado de alteración de la conciencia que es la hipnosis. Nosotros, observamos expectantes cómo los hipnotizados van sucumbiendo a las situaciones que les va planteando Germán: sed, amor, celos, placer… Los chasquidos de sus dedos intensificarán más esas sensaciones. Cuanta más interacción haga Germán con el/la hipnotizad@ más fácil y rápido será introducir la siguiente orden o pauta. Llega un momento en que es casi instantáneo, un chasquido de dedos y ¡zas!

Podemos ver algunos de sus momentos en esta videocrónica:  

Hemos tenido la oportunidad de hacer una entrevista a Germán Rehermann para intercambiar impresiones sobre su espectáculo así como para conocer algunos interrogantes que se nos habían planteado durante la sesión …

 

Sueña de Germán Rehermann

Germán Rehermann, en la foto, nos cuenta ciertos falsos mitos que giran en torno a la hipnosis así como los beneficios que se pueden lograr al aplicar esta herramienta. Él también aborda la hipnosis en el ámbito terapéutico desde su empresa www.mejorsinfumar.com

BU: Germán, felicidades por tu espectáculo… yo como espectadora tengo que decirte que aunque no haya subido al escenario me he sentido muy relajada durante la representación, no se si esta sensación suele ser habitual entre el público cuando acuden a verte…

GR: Si que es normal, incluso a veces algún espectador cae en estado hipnótico, sin haber subido al escenario, en su propio asiento y sin recibir ninguna orden directa.

BU: Dime ¿cómo entró la hipnosis en tu vida…?

GR: Mi primer contacto fue a los nueve años, en una sesión de hipnosis de espectáculo en un teatro en Mallorca. Aunque empecé a estudiar la hipnosis a los catorce años, soy esencialmente autodidacta, aunque tengo cientos de libros sobre el tema, así que a la vez se puede decir que tengo muchos maestros.

BU: Durante el show desmitificas falsas creencias que orbitan en torno a la hiponosis. Una de ellas es que, nunca los hipnotizados están bajo el control total del hipnotizador, ya que son conscientes de lo que hacen. ¿Qué cosas puede hacer un hipnotizado y qué cosas no puede hacer un hipnotizado?

GR: Los hipnotizados pueden hacer exactamente lo mismo que quienes estamos en vigilia. La diferencia no es tanto qué pueden hacer sino cómo pueden hacerlo. Alguien que está en hipnosis disfruta de un nivel de concentración tal que el miedo, las dudas, las distracciones o los prejuicios se apagan. Un buen ejemplo son las cucarachas, cualquiera puede coger una, pero sin hipnosis el asco o el miedo pueden bloquear a cualquier persona, la hipnosis elimina ese y otros bloqueos.

BU: ¿Puede el hipnotizado hacer caso a las instrucciones de otra persona o sólo a las de la persona que le ha inducido a ese estado?

GR: El hipnotizado seguirá las indicaciones de quien le inducido a la hipnosis, pero una de esas instrucciones puede ser : hazle caso a esta persona como si fuera yo mismo quien da las ordenes…. Pero deberá darse la circunstancia de que esa nueva persona le inspire confianza, de otra manera no funcionaría.

BU: Ambos comparten la relajación y la concentración, pero… ¿Dime qué diferencia hay entre un estado meditativo y un estado hipnótico?

GR: Hay varias, la primera es que en la meditación la atención se dirige a uno mismo, y en la hipnosis a un estímulo exterior; la segunda es que mientras la meditación genera un cierto aquietamiento emocional la hipnosis enciende, activa y potencia las emociones haciéndolas más vivas y notables.

BU: Como espectadora me ha asombrado mucho cómo a medida que iba avanzando el show, los hipnotizados entraban en ese estado hipnótico con más velocidad que al inicio. ¿Ésto por qué es así?

GR: Llegar al estado hipnótico requiere de recorrer un pequeño camino, relajarse, concentrarse, dejarse llevar, desconectar… y como cualquier camino cuantas más veces lo has andado más rápido lo recorres.

Sueña de Germán Rehermann

Durante el espectáculo Germán logró que una de las hipnotizadas experimentase una rigidez absoluta con su cuerpo, un estado cataléptico en el que fue capaz de aguantar a otra persona sentada sobre su propio cuerpo sin variar la postura, cual tabla de surf aguanta a un surfero.

BU: También ha sido sorprendente cómo has logrado que una de las voluntarias experimentase una rigidez absoluta con su cuerpo similar a una tabla de surf y cómo no se alteraba al sentarse otra persona encima suya…

GR: Esta es una sugestión que se utiliza desde hace muchos años y que es muy delicada, ya que requiere de un nivel de concentración muy elevado.

BU: ¿Qué sucede si a una persona en estado hipnótico no se le devuelve a su estado de vigilia?

GR: En un caso hipotético en el que el hipnotizado no recibiera la orden de despertar, o de volver a la normalidad… al irse a la cama la persona “reinicia” su mente y borra o neutraliza cualquier orden que se le haya dado.

BU: Todas las personas son hipnotizables con mayor o menor facilidad, pero… ¿has observado alguna tendencia en cuanto a edad, sexo o personalidad en las personas que tienen más capacidad para la sugestión?

GR: La capacidad para ser un buen hipnotizado no depende de la edad, sino de la inteligencia y la confianza en uno mismo. Las personas más inteligentes y las que tienen más confianza en sí mismas son las mejores, pero tú lo has dicho, todo el mundo es hipnotizable, incluso tú lo eres… cuando cuente hasta tres darás por terminada la entrevista.

Para ampliar más:

 

About The Author

Leave a Reply

Your email address will not be published.